martes, 23 de junio de 2009

Va de mitos, creencias, génios y camaleones... 13/03/09

CON UN GRAN RESPETO SIGO SUS RELATOS SOBRE MITOS Y CREENCIAS, AUNQUE LES EXTRAÑA VERDADERAMENTE COM ES POSIBLE QUE YO NO CREA EN GENIOS.


Génios con cuerpos de tibabus que si les miras a los ojos, te da un telele y te mueres de miedo.

Otros aparecen transformados en pobres o mendigos, les das una limosna y te dejan marchar, si no el mal te acompañará... normalmente están en el bosque a veces son genios pequeñitos, otros gigantes de decenas de metros, “en Sutukoba, unos 200 años atrás hubo uno justo debajo de ese baobab”, me dijo Karapha...

Otros genios son capaces de desaparecer y volver a aparecer en la otra parte del pueblo en segundos.

También en Baja Kunda habia uno que se transformaba en una gallina con sus polluelos, año tras año aparecía… y era siempre la misma...





Chamanes. Fortunetellers

Temen que alguna persona les desee desgracias y que estas se cumplan si acuden al chaman... enfermedad, pobreza o la muerte, son algunos de los maleficios mas temidos. La verdad es que viven con muchos temores y en sus oraciones piden que sus enemigos no acudan al chaman.

Camaleones

Les tienen miedo, a pesar de que insisto en que son inofensivos.... temen que les muerdan con alguno de los tres dientes que dicen que tienen... les producirá una grave enfermedad, o no saldrán de la pobreza.




Magos

El colmo del surrealismo llego cuando preparando el té en mi kompawn, salimos a la calle para ver que era el "rebomborio" y las carreras paqui palla que se sucedían. Las mujeres reían.
Karapha me dijo que había llegado un mago. Parece ser que si te daba la mano te hacía desaparecer “tus partes”... sí, esas “partes”.

Yo pensaba que era un mago, así tipo espectáculo de hipnotizador, pero no, es cuestión de business.

Normalmente hay dos magos compinchados, un mago va dando la mano a diferentes personas en el pueblo, les deja “sin” y se marcha... unos días después llega otro mago y ofrece hacer desaparecer el encantamiento, a cambio naturalmente de unos centenares de dalasis.

Casi corriendo fuimos siguiendo el mar de gentío que se apelotonaba delante del kompawn de Dauda. Parece ser que había tres o cuatro personas que decían “no tener pito”.

Ante mi incredulidad y por mi condición preferencial de "tibabu", me dejaron pasar entre la gente y me invitaron a entrar en una habitación escoltada por un buen numero de jóvenes estacas en mano.

Una puerta cerrada con candado por fuera y por dentro, le ponía mas misterio... se pasaban las llaves por una rendija de la puerta. Ya dentro, seis o siete personas... tres tumbadas en la cama, un muchacho en una esquina palpándose incrédulo de “no encontrar nada”. En una silla el mago en trance.

Con un calor sofocante que ni los paipays conseguían aliviar el sudor... unos pases por aquí y por allí y el mago “por arte de magia” consiguió que los tres muchachos recuperaran su integridad masculina... otros tres muchachos engañados.

La capacidad de la razón, se desvanece con las creencias de fé ciega... yo naturalmente, no les intenté convencer de nada...

Como lo hacen no lo sé... es cuestión de sugestión... pero solo sé que yo le dí la mano y conservé todas mis pertenencias.

Jesús

4 comentarios:

Reena dijo...

No deja de ser curioso el efecto que puede tener la fe sobre la razon. Es parte de su cultura y para alguien como tu ese momento tuvo que ser muy pintoresco. Yo me hubiese partido de risa con mi mentalidad europea.

Anónimo dijo...

cierto lo del camaleon, le tienen un panico terrible, mi familia son gambianos y por mucho que digo que son animales inofensivos no me creen, es gracioso el tema xD

Reformas Madrid dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Reformas Madrid dijo...

interesante...
reformas