sábado, 17 de enero de 2009

DIARIO DE ESCUELA

Un escrito que tenia pendiente.

Hoy ha sido mi primer día en la escuela. Puntualmente Mr. Kante me ha pasado a buscar por mi Kompawn a las 8’00 y andando, rodeados de niños nos hemos dirigido a la escuela. Al llegar, firmar en el libro… (los profesores cobraran en función a los días trabajados…)
"Mi primera firma en el libro de profes"


Al toque de campana, todos los niveles forman en el patio, por grados y por alturas; esta tarea tan simple ya lleva una buena cantidad de minutos pues las cuestiones organizativas, digamos, que “no son su fuerte”.

Tras mi presentación y hablar un poco de normativa, uniforme, puntualidad, etc, .. y luego de cantar el himno de Gambia los alumnos van a la clase que les corresponde y empieza la recogida de dinero para la comida diaria, 1 dalasi por persona.

Mi primer día diré que ha sido una mezcla de impotencia, desesperación y… sudar, sudar y sudar. Al principio, ha sido como darme contra un muro.

Me pensaba que con la experiencia de haber impartido varias disciplinas como docente y con gran tipología de alumnos, con eso sería suficiente…. Todo eso aquí no vale. Piensas en estrategias de aprendizaje, formas de conducción de grupos, técnicas de comunicación… todo eso no sirve, o mejor dicho, se ha de emplear eso y más…

Un grupo de niños y niñas del grado 1 de 6 y 7 años sentados en sus pupitres (bueno, lo de “sentados”, es un decir), haciendo ruiditos con las dichosas moneditas, con palos, pegándose unos a otros, amontonándose cuatro niños en un pupitre de dos… en fin, la revolución… dos niños de A, B, C, que es el nivel para menores de 6 años… un niño autista, del que los maestros no sabían que lo era, simplemente pensaban que era un niño despistado… claro, intentar captar la atención de este grupo, sin gritos, ni cachetes, ni palos, que es el método que suelen emplear los maestros de aquí, pues se antojaba una tarea difícil, difícil… hablando en un inglés que nadie entiende (en una misma clase podía haber el 33 % de serahules, el 33 % de mandinkas y el 33 % de fullas) pues todo eso parecía una misión imposible.
"Etnias del colegio"


“Good morning teacher, good morning friends…”es lo único que conseguí que hicieran todos a la vez…

En España, hacer alguna gracia, hacer un poco el payaso siempre funciona, aquí los revoluciona más… no mas payasadas!!…

La clase fue literalmente caótica. Además se suponía que el profe titular estaría a mi lado para traducir y ayudarme, pero no, solo ante el peligro…

Unos pocos ejercicios, unos juegos, unas carreras (descontroladas) y por fin se acabó, sonó la campana… menos mal, necesitaba beber… y pensar…

La segunda sesión fue del todo diferente, para empezar, un grado más, acompañado de Fatu, la profe titular del grado. (aquí no hay maestros especialistas, todos imparten todo, o sea que en la clase de P.E. (Physical Education) lo mismo. Antes de ahora, los niños cogian un balón de futbol, y las niñas una cuerda y “a jugar”….

La clase fue mucho mejor, ejercicios por parejas y en grupo, juegos, carreras, saltos… les encanta competir.

Aquí no hay topologías diferentes, no hay niños obesos, ni patosos, todos pesan, corren y saltan por igual.



Con el uniforme de la escuela, vestido azul para las niñas, camisa blanca para los niños (bueno, lo de “blanca” es un decir) y en los grados superiores con uniforme deportivo, camisetas y pantalones que conseguimos de unas donaciones y que será obligatorio llevarlo el día que les toque P.E. (quizás pueda conseguir que los otros niveles traigan también ropa de cambio para la actividad)… aunque lo de la higiene posterior a la clase, ya es otro cantar, entre otras cosas por que de momento, no tenemos agua en la escuela… hemos construido un pozo y ya tenemos el depósito y solo nos falta una placa solar y un motorcito para elevar el agua.



Y por fin el nivel 4ª… por fin me he sentido realizado… con Mr. Kante traduciendo, algunos niños y niñas que ya entienden inglés, fue una sesión del todo diferente, mucho más controlada, los chavales prestando atención y contentos con la propuesta que naturalmente era nueva para ellos. Cualquier juego, cualquier ejercicio les parecía divertido, han sudado, han reído y hasta hemos conseguido hacer algunos ejercicios gimnásticos y otros de respiración y vuelta a la calma…



Con su uniforme nuevo de P.E., descalzos pero todos igualitos, contentos se fueron para casa con ganas de repetir la semana que viene cuando toque de nuevo Educación Física… yo también me fui a casa, necesitaba beber… y pensar…

Creo que tendré que recurrir también a las técnicas de relajación personal para conseguir abordar estas primeras sesiones sin desesperar…

Essa..



PD… he de decir que las sesiones posteriores, han sido del todo diferentes… de hecho, esperan con ganas el día de P.E, puesto que ha resultado un aliciente más para acudir a la escuela… esta semana posterior, ha aumentado en más de 20 niños la escolarización y eso para mí es un motivo de satisfacción “extra”…

3 comentarios:

Reena dijo...

Pues me ha parecido precioso, Jesús. Si contribuyas a que mas gente vaya al colegio...qué mejor no? :D Felicidades!

Jesús dijo...

hola Reena...

pues sí, todo ayuda, la novedad les motiva... evidentemente el nuevo material es un incentivo, pero también lo son las nuevas actividades, estan haciendo nuevos juegos, nuevos deportes, hemos construido unas porterias de futbol, cestas de basket, postes y redes para volley ball, pero ademas la aportación de bicicletas para los niños y niñas que viven mas lejos (se montan dos en cada bici)ha resultado una acción fantástica... todo esto hace que se haya incrementado en un buen número los escolarizados...

tambien hemos hecho la labor de pasar por los pueblos a informar sobre la importancia de que lleven a los nenes al cole, e incluso hacemos visitas personales a los papis, cuando vemos algun niño o niña que no va ni al cole ni a la madrassa (que es la escuela árabe)... por desgracia aún son muchos...

de momento estan respondiendo muy bien, y por eso yo estoy contentísimo... pero aun quiero más...jejeje

a ver en esta nueva etapa que tal...

es imposible marcarse como objetivo, una ecolarización del 100%, pero sí se puede intentar una muy grande participación en la escuela o como mínimo en la madrassa...

grácias por tus comentarios...

Jesús

Reena dijo...

Me parece que ya habias comentado algo de eso, y me parece genial. Esperemos que puedas reunir suficiente material como para que el dinero deje de ser motivo para que los niños no vayan a la escuela :)

Ánimo!!!